Inicio Breaking Niño gravemente enfermo por mas de 11 años es sanado después de...

Niño gravemente enfermo por mas de 11 años es sanado después de Oración

NORUEGA.- Un niño que estuvo gravemente enfermo por mas de 11 años fue completamente sano luego de la oración durante un culto en una iglesia. Los padres del pequeño tuvieron un largo camino de complicaciones médicas, ya que su hijo comenzó a tener problemas digestivos desde sus 6 meses de edad.

0
Compartir

- Ad -

NORUEGA.- Un niño que estuvo gravemente enfermo por mas de 11 años fue completamente sano luego de la oración durante un culto en una iglesia. Los padres del pequeño tuvieron un largo camino de complicaciones médicas, ya que su hijo comenzó a tener problemas digestivos desde sus 6 meses de edad.

Durante tres años de internación, Adrián Nygard, el niño no podía digerir los alimentos, tenía un debilitamiento severo de los músculos. Debido a esta complejidad tuvo que usar una silla de ruedas desde los 4 años.

“Estaba muy enfermo, muchas veces pensamos que iba a partir de este mundo”, comentó el padre del niño, Thomas Nygard, al programa 700 Club Interactive.

La madre, Marian Nygard aseguro que clamo a Dios de manera incansable: “Lloré hasta que no tuve más lágrimas. Y luego, en el silencio, Él vino. Podíamos sentir su presencia”.

– Ad –

La familia del pequeño fue a California y decidió asistir a un culto en la Iglesia Bethel, ya que al niño le gustaban mucho las alabanzas. Cuando ya se encontraban en el lugar, Adrian le dijo a Marian: “Mamá, ahora sé que lo que Dios tiene para mí, esto es lo que quiero. Sé que quiere lo mejor para mí”.

Luego de varios años de intercesión por sanidad, Adrián levantó al cielo sus pequeñas manos pidiendo oración. Un joven oró por la curación de su estómago, pero no sintió ninguna diferencia. No obstante, en el almuerzo, sucedió algo sobrenatural: el niño comenzó a comer panes pequeños que se servían al comienzo de la comida.

Sus padres estaban con temor ya que Adrián cuando comía tenia complicaciones. Pero de manera milagrosa, no pasó nada ese día. A la mañana siguiente, el niño se despertó con hambre y se sentó a desayunar en la mesa.

Después de esa oración en la iglesia, Adrián pudo comer con normalidad y sus músculos se han vuelto a desarrollar.

Cuando la familia regresó a su hogar, los médicos dijeron que su curación no tenia una respuesta medica. Su fisioterapeuta reconoció abiertamente: “Este es un milagro de Dios. Simplemente no puede ser otra cosa”, afirma Marian.

Actualmente, Adrián es un joven sano de 16 años y da testimonio de su milagro de sanidad “Creo en el poder de la oración y creo en el poder de Dios. Creo que nada es imposible para Dios”, afirmo el joven.

“La sanidad está en el corazón de Dios. Él es quien es. Él es el creador, el que da vida, el que sana. Solía ​​pensar que Dios puede sanar, pero no estaba seguro de si eso era lo que Él quería. Y ahora sé que Él quiere”, concluyo la madre del pequeño.

- Ad -

Compartir

Comentarios

comentarios