Inicio Breaking Jugador de la NBA Predica el Evangelio de Jesucristo y lo Glorifica...

Jugador de la NBA Predica el Evangelio de Jesucristo y lo Glorifica en el mundo del Deporte

Dwight Howard es jugador de baloncesto, un reconocido atleta. De pequeño logró un notable rendimiento en la escuela y dudó en inscribirse en la NBA, la principal liga de baloncesto profesional en América del Norte. Pero lo que quizá muchos no sepan que la misión de Howard, en su carrera, ha sido siempre para glorificar a Dios en el ámbito donde él se encuentra, el deporte...

0
Compartir

- Ad -

Dwight Howard es jugador de baloncesto, un reconocido atleta. De pequeño logró un notable rendimiento en la escuela y dudó en inscribirse en la NBA, la principal liga de baloncesto profesional en América del Norte.

Pero lo que quizá muchos no sepan que la misión de Howard, en su carrera, ha sido siempre para glorificar a Dios en el ámbito donde él se encuentra, el deporte.

Actualmente, la estrella de la NBA fue entrevistada por CBN, cuando se le preguntó sobre su cometido en el baloncesto profesional, dijo: “Mi misión era predicar la palabra de Dios en la NBA, y aprovechar esta oportunidad como una plataforma para llevar a Dios”.

Enfrentó algunas situaciones de su vida donde tuvo que soportar adversidades por tomar malas decisiones. Aún Howard está firme y se mantiene en pie, testificando “Soy un hombre de fe, creo en Dios, y siempre voy a creer en él”, dice Howard.

– Ad –

“Falle en el pasado pues tuve un hijo antes casarme, mi actitud era de orgullo dentro del equipo, pero Dios me enseñó en medio de de mi vida que Jesús murió en la cruz por nuestros pecados. Así que si él dispone su perdón para nosotros, por qué no podemos perdonarnos unos a otros”, Dijo.

Hoy afirma que su misión sigue siendo la misma. “Quiero que la gente vea a Dios en mí. Ya sea jugando al baloncesto o en la vida pública. Cualquiera sea la situación. Quiero ser un ejemplo de paz y de alegría”, dijo.

El periodista le preguntó que significa Jesucristo verdaderamente para él, Howard dice: “Él es mi roca, mi cimiento cuando las cosas van mal, cuando estoy ante la adversidad siento que él está allí … Aún cuando caigo y vuelvo a fallar, el nunca me da la espalda… siempre siento en mi corazón que puedo volver a sus brazos, su amor es inmenso y nos perdona si nos arrepentimos de corazón. ‘Es una relación para siempre”, agregó .

Fuente: Familia Cristiana

- Ad -

Compartir

Comentarios

comentarios