Inicio Breaking Abuela predica el evangelio de Jesucristo en aeropuerto desde hace 25 años

Abuela predica el evangelio de Jesucristo en aeropuerto desde hace 25 años

Isaura Lima Lopes es el nombre de la valiente mujer de 83 años que desde hace mas de 23 años vive y predica el evangélio de Jesucristo en el aeropuerto Juscelino Kubitschek.

0
Compartir

- Ad -

Isaura Lima Lopes es el nombre de la valiente mujer de 83 años que desde hace mas de 23 años vive y predica el evangélio de Jesucristo en el aeropuerto Juscelino Kubitschek.

En el aeropuerto llegan alrededor de 50.000 pasajeros. No obstante, Isaura es conocida por los empleados del aeropuerto y por Inframérica, empresa que administra las instalaciones hace mas de 5 años. A pesar de que la historia anterior de Lopes es poco detallada.

Isaura tiene deficiencia auditiva y no oye desde los 38 años de edad. En el aeropuerto, lleva la Biblia, los carteles, y habla alto sobre su fe para la gente. Y, para dialogar con ella, hay que escribir en un pedazo de papel.

Actualmente, Isaura no tiene contacto con sus familiares. Conforme a la información obtenida por la metrópoli, su madre dejo este mundo cuando ella era pequeña. Y fue novia dos veces, pero no se casó nunca. “A partir de ese momento, comencé a servir a Dios y por lo que digo que soy guiada por Él”, relató.

Durante 40 años de su vida estuvo trasladandose por distintas ciudades hasta que en 1992 llegó al Distrito Federal. Las primeras veces que se acercó al aeropuerto eran por solo unas horas, hasta que se estableció de manera definitiva.

“Hace mas de un año que no voy a casa. Todo lo que necesito lo llevo conmigo. Estoy aquí porque el Señor Jesucristo me ha dicho que venga a predicar el evangelio en este lugar, porque los ricos pasan por mí todos los días. Las personas que transitan aqui no quieren saber de Dios, sólo de dinero y de las cosas terrenales “, comunicó.

Esta valiente anciana frecuenta a diario una panificadora dentro del aeropuerto, y la gerente Damyres Cavalho confirma que la abuela cuida la limpieza del lugar. “Ella usa el aeropuerto para predicar. Todos aquí la conocemos “, dijó.

Isaura asegura que recibió un llamado para servir a Dios en 1953, cuando tenía solo 19 años y que sobrevive del salario mínimo que recibe de la jubilación. Cuando se le termina el dinero, los pasajeros le ayudan.

“Nunca paso necesidad. Siempre hay alguien que me ayuda. No pido nada a nadie, pero el Señor toca el corazón de las personas y ellas traen para mí “, afirmó Isaura.

Fuente: Gospel Prime

- Ad -

Compartir

Comentarios

comentarios