Inicio Breaking En medio de la guerra, una gran avivamiento se extiende por Siria

En medio de la guerra, una gran avivamiento se extiende por Siria

Durante mucho tiempo, los cristianos sirios venían clamando a Dios por un avivamiento. "Pero nunca imaginamos que eso vendría junto con una guerra", cuenta un líder de la iglesia local. ..

0
Compartir

- Ad -

Durante mucho tiempo, los cristianos sirios venían clamando a Dios por un avivamiento. “Pero nunca imaginamos que eso vendría junto con una guerra”, cuenta un líder de la iglesia local.

Una gran cantidad de familias cristianas dejaron el país al comienzo de la guerra, los líderes cristianos que se quedaron, observaban la frecuencia de las iglesias de disminuir constantemente.

Ante estos sucesos muchas iglesias se convirtieron en refugios, centros de distribución de alimentos y enfermería, atendiendo a cualquier persona que llegase a sus puertas, pidiendo ayuda.

Después de un tiempo, lo que antes era impensable comenzó a suceder. Los musulmanes que buscaban a las iglesias en busca de algún tipo de apoyo, se quedaron para los cultos y comenzaron a hacer muchas preguntas sobre el cristianismo. En poco tiempo, muchos comenzaron a convertirse.

Hoy en día hay iglesias llenas de ex musulmanes. Para los líderes cristianos sirios, se trata de un inesperado avivamiento.

Entre las personas que abandonaron el Islam, tenemos el ejemplo de Kalia, quien llegó a la iglesia buscando ayuda. Ella dijo: “Nos ofrecieron ayuda y oraciones. [Al principio], rechacé las oraciones. Pero después me pregunté, cómo los cristianos oran? Entonces volví al templo, esta vez con mi hermana, sólo para ver “.

– Ad –

La historia de conversión de Kalia es un testimonio vivo de la gracia de Dios. Ella vino de una familia compuesta de pastores. Todos vivían en la región de Raqqa y su marido era un “hombre terrible”, un extremista. Sólo cuando el ejército sirio comenzó la reanudación de la ciudad los simpatizantes del Estado Islámico tuvieron que huir.

Cuando ella se convirtió, su marido respondió con violencia física. Sin embargo, algún tiempo después él contrajo una enfermedad grave, que lo dejó al borde de la muerte. Los miembros de la iglesia oraron por su curación. Recuperado, él reconoció a Jesús y toda la familia se convirtió.

El yerno de Kalia, que estaba estudiando islamismo en Arabia Saudita, fue al Líbano para convencerlos de apostasía. Cuando oyó el Evangelio, también fue tocado y pasó a seguir a Jesús. Recordando eso, Kalia dijo: “Cuando aceptamos a Jesús, supimos que Dios se había empeñado para que lo conociéramos. Él estaba hablando con nosotros, pero no lo sabíamos.

Toda la familia volvió a Siria y hoy sirven en una iglesia local. Los líderes cristianos creen que, si no fuera por la guerra civil, familias como la de Kalia nunca habrían sido expuestas al Evangelio.

Un día, las fuerzas armadas llegaron a su aldea. Todos los cristianos, incluida su familia, fueron atacados por los soldados. Su padre fue asesinado por ellos en la puerta de la casa. Joseph, su madre y su hermano menor fueron obligados a huir para no morir también. Y llegaron a Damasco, pero no tenían refugio ni dinero.

Ellos fueron a una iglesia evangélica pedir ayuda. Estuvieron y algunas reuniones y oyeron canciones de adoración que ni siquiera sabían que existían. Por primera vez oyeron el mensaje redentor del Evangelio, no un mensaje sobre moral.

Al hablar sobre todos los cambios de su vida, después de la tragedia con su padre, Joseph llena el rostro de lágrimas. Él dice que “Dios es tan bueno, yo estoy tan agradecido por la salvación”.

Es notorio que la guerra civil siria ha dejado un impacto terrible en el país. Las calles de muchas ciudades están tomadas por las ruinas, un recordatorio constante del conflicto que ha transformado completamente la vida de todos los sirios.

Sin embargo, como estas historias ilustran bien, la transformación dentro de los corazones de tantos sirios es algo bastante diferente. A pesar de la muerte y la tristeza que los rodea, en su interior ellos sienten paz y esperanza por primera vez en la vida.

Fuente: Gospelprime

- Ad -

Compartir

Comentarios

comentarios