Inicio Breaking Evangélicos visitan el Cementerio para Celebrar el Día de los Muertos

Evangélicos visitan el Cementerio para Celebrar el Día de los Muertos

Querido hermano, la Palabra de Dios nos confirma que luego de la muerte sólo nos queda el juicio de Dios. También nos enseña que solo podemos aceptar a Cristo en vida, lo que quiere decir que solo en vida podemos obtener la salvación de nuestra alma, por lo tanto, no existe fundamento teológico para interceder a favor de los muertos...

0
Compartir

- Ad -

Esta práctica de orar por los muertos empezó cerca del siglo 5 (dc), sin embargo, el culto de los muertos sólo sería instituido en Francia, en el siglo X, a través de un abad benedictino de nombre Cluny. Luego del siglo, los papas Silvestre II (1009), Juan XVII (1009) y León IX (1015) obligaron a la población a dedicar un día entero a los muertos. Y a partir del siglo XIII el día de clamar por los muertos finalmente comenzó a celebrarse el 2 de noviembre. Esta fecha fue definida por ser un día después de la celebración de la Fiesta de Todos los Santos.

Querido hermano, la Palabra de Dios nos confirma que luego de la muerte sólo nos queda el juicio de Dios. También nos enseña que solo podemos aceptar a Cristo en vida, lo que quiere decir que solo en vida podemos obtener la salvación de nuestra alma, por lo tanto, no existe fundamento teológico para interceder a favor de los muertos.

Para los católicos apostolicos romanos la referencia bíblica que fundamenta esta práctica se encuentra en 2 Macabeos 12.44. No obstante, nosotros los evangélicos, no reconocemos la veracidad de este evangélio y tampoco la legitimidad de esta doctrina. Cabe destacar que el Protestantismo no se somete a las tradiciones católicas, sino a las doctrinas biblicas.

– Ad –

Conforme a la interpretación protestante, la Palabra de Dios nos manifiesta que la salvación de una persona depende exclusivamente de su fe en Cristo y que esta fe sea declarada durante su vida en la tierra (Hebreos 7.24-27, Hechos 4.12; 1 Juan 1.7-10) y que, luego de su muerte, la persona pasa directamente por el juicio (Hebreos 9.27) y que vivos y muertos no pueden comunicarse de ninguna manera (Lucas 16.10-31).

Queremos dejar en claro que la biblia no aprueba que los muertos estén en el purgatorio o en una segunda oportunidad para la salvación. Por eso nosotros los cristianos no debemos celebrar o participar de culto a los muertos, sino todo lo contrario, fuimos llamados a predicarles a los vivos la vida que sólo podemos experimentar en Cristo Jesús.

Fuente: Gospelgeral

- Ad -

Compartir

Comentarios

comentarios