Inicio Breaking El presidente de Turquía persigue y cierra más de 50 Iglesias Cristianas

El presidente de Turquía persigue y cierra más de 50 Iglesias Cristianas

Turquía.- El presidente de turco, Recep Tayyip Erdogan, ordenó confiscar más de 50 iglesias. Esta preocupacion esta conducida por la Presidencia de Asuntos Religiosos de Turquía (Diyanet)...

0
Compartir

- Ad -

Turquía.- El presidente de turco, Recep Tayyip Erdogan, ordenó confiscar más de 50 iglesias. Esta preocupacion esta conducida por la Presidencia de Asuntos Religiosos de Turquía (Diyanet).

Una de las actividades más actuales sucedió en Mardin, una provincia al sureste del país, que fue obligada a mover todas las iglesias, cementerios, monasterios y otros activos de la comunidad siriaca, los cuales fueron trasladados al tesoro nacional de Turquía, pasando a ser dominio de la Diyanet.

En medio de la conmoción de Mardin es el monasterio de Mor Gabriel, uno de los lugares religiosos más historicos en el mundo, que fue construido en el siglo 4 despúes de Cristo.

El presidente Turco incrementó la tensión acerca de los derechos religiosos de todas las minorías en el país, a partir de que el sistema parlamentario fue reemplazado por el presidencial en a principios de este año.

– Ad –

En el año 2016, Recep Tayyip Erdogan tomó el mando por completo de aproximadamente seis iglesias en la ciudad de Diyarbakir, que hospedaban congregaciones protestantes, católicas y ortodoxas.

Una de las iglesias mas reconocidas del país que sufrió esta incautación vergonzosa tenía más de 1.700 años de edad, verdaderamente esta acción fue un golpe a la historia.

“El gobierno de Turquía no se apoderó de esas propiedades para protegerlas, sino que realizaron esto para apoderarse de ellas “, dijo en la época Ahmet Guvener, el pastor de la Iglesia Protestante Diyarbakir.

El presidente Turco emitió un proyecto de represión tras intentos de golpe de Estado, llevando consigo a más de 50.000 ciudadanos turcos y despidiendo a muchos funcionarios de cargos gubernamentales.

Fuente: Gospel Geral

- Ad -

Compartir

Comentarios

comentarios